jueves, 26 de diciembre de 2019

Grupo I-B - Governantes, Nação e evitar guerras

Grupo I-B - Governantes, Nação e evitar guerras

INSTRUÇÕES DE NOSSO SENHOR JESUS PARA OS GRUPOS DE ORAÇÃO
Orações para ser recitado por todos os membros do grupo de oração após o Santíssimo
Rosário ( Pelo menos um Mistério) e no Terço da Divina Misericórdia . Devem ter Água Benta
próxima, um Crucifixo Meu presente. Por favor, recitai a oração 96 antes e depois de cada
reunião do Grupo de Cruzadas Oração Jesus para a Humanidade. Escolha Orações que lhes
dei, e orar eles. (...) Mas sepárenlas em partes para que você pode se concentrar nas
intenções especiais. Não há necessidade de rezar todas as orações em conjunto, mas peço-lhe
rezar, tanto quanto possível durante toda a semana.

Para Abençoar e Proteger o nosso Grupo de Cruzada de Oração. Cruzada 96
.
Ó meu querido Jesus, por favor abençoai-nos e protegei-nos, ao Vosso Grupo de Cruzada de
Oração, para nos tornarmos imunes aos ataques perversos do demónio e de quaisquer
espíritos malignos que possam atormentar-nos nesta Sagrada Missão de salvar almas. Que nos
possamos manter leais e fortes e que perseveremos em guardar o Vosso Santo Nome no
mundo, e que jamais renunciemos à nossa luta para espalhar a Verdade da Vossa Santa
Palavra. Amém

Grupo I-B Governantes, Nação e evitar guerras

Impedir o aborto na Irlanda Cruzada 32
.
Ó Mãe da Salvação, orai pelos Vossos filhos na Irlanda, para evitar que o acto perverso do
aborto seja infligido sobre nós. Protegei esta santa nação de se afundar ainda mais no
desespero da escuridão que cobre o nosso país. Livrai-nos do mal que quer destruir os Vossos
filhos ainda por nascer. Orai para que os líderes tenham coragem de ouvir aqueles que amam o
Vosso Filho, para que assim eles sigam os Ensinamentos de Nosso Senhor Jesus Cristo. Amém

Evitar o Controlo Mundial Cruzada 61.
Ó Querido Pai Celestial, em memória da Crucificação do Vosso Amado Filho Jesus Cristo, eu
imploro-Vos pela nossa protecção, dos Vossos filhos, da crucificação que está a ser planeada
para destruir os Vossos filhos, pelo anticristo e seus seguidores. Dai-nos as Graças de que
precisamos para recusar a marca da besta, e concedei-nos a ajuda de que precisamos para
combater o mal no mundo, espalhado por aqueles que seguem o caminho de Satanás. Nós
Vos imploramos, Querido Pai, a protecção de todos os Vossos filhos, nestes tempos terríveis, e que nos façais suficientemente fortes para nos levantarmos e proclamarmos a Vossa Santa
Palavra em todos os momentos. Amém

Pela Grã-Bretanha Cruzada 77.
Ó Altíssimo Pai Celestial, Deus Criador do homem, por favor ouvi a minha oração. Suplico-Vos
que salveis, a Grã-Bretanha das garras do mal e da ditadura. Eu peço que Vos uneis a todos
nós, de todas as religiões, credos e cores, como uma família aos Vossos Olhos. Dai-nos força
para nos unirmos em desafio a todas as leis introduzidas para banir os Vossos Ensinamentos.
Dai-nos a força e a coragem de nunca Vos abandonarmos e de ajudarmos a salvar todos os
Vossos filhos, através das nossas orações. Trazei todos os meus irmãos e irmãs, em união, para
prestarem homenagem à Vossa promessa de nos conduzirdes à Vida Eterna e à entrada no
Vosso Paraíso. Amém

Pela mitigação dos Castigos Cruzada 83.
Ó querido Pai, Deus o Altíssimo, nós, Vossos pobres filhos, prostramo-nos diante do Vosso
Glorioso Trono no Céu. Nós Vos imploramos para que livreis o mundo do mal. Nós imploramos
a Vossa Misericórdia para as almas dos que causam terríveis dificuldades aos Vossos filhos na
terra.
Por favor, perdoai-os. Por favor, removei o anticristo, assim que se ele dê a conhecer. Nós Vos
pedimos, Senhor, que mitigueis a Vossa Mão de Castigo. Em vez disso, nós Vos pedimos que
aceiteis as nossas orações e os nossos sofrimentos, para aliviar o sofrimento dos Vossos filhos,
neste momento. Nós confiamos em Vós. Nós Vos honramos. Nós Vos agradecemos pelo
grande sacrifício que fizestes, quando enviastes o Vosso único Filho, Jesus Cristo, para nos
salvar do pecado. Nós damos boas vindas ao Vosso Filho, mais uma vez, como Salvador da
humanidade. Por favor, protegei-nos. Guardai-nos do mal. Ajudai as nossas famílias. Tende
Misericórdia de Nós. Amém

Para iluminar as almas das elites que governam o mundo Cruzada 84.
Ó querido Jesus, eu Vos imploro que ilumineis as almas das elites que governam o mundo.
Mostrai-lhes a prova da Vossa Misericórdia. Ajudai-os a tornarem-se abertos de coração e a
mostrarem verdadeira humildade, em homenagem ao Grande Sacrifício da Vossa Morte na
Cruz, quando Vós morrestes pelos nossos pecados.
Ajudai-os a entender quem é o seu Verdadeiro Criador, quem é o seu Criador, e enchei-os com
Graças para verem a Verdade. Por favor, impedi que tenham lugar os seus planos para
prejudicar milhões de pessoas através da vacinação, da escassez de alimentos, das adopções forçadas de crianças inocentes e da divisão das famílias. Curai-os. Cobri-os com a Vossa Luz e
levai-os para o seio do Vosso Coração para os salvar das ciladas do maligno. Amém

Para salvar os Estados Unidos da América da mão do enganador Cruzada 85.
Ó querido Jesus, cobri a nossa nação com a Vossa Preciosíssima protecção. Perdoai os nossos
pecados contra os Mandamentos de Deus. Ajudai o Povo Americano a voltar para Deus. Abri as
suas mentes para o Verdadeiro Caminho do Senhor. Desbloqueai os seus corações endurecidos
para que acolham a Vossa Mão de Misericórdia. Ajudai esta nação a levantar-se contra as
blasfémias que possam ser infligidas sobre nós, para nos forçar a negar a Vossa Presença. Nós
Vos imploramos, Jesus, que nos salveis e protejais de todo o mal e que abraceis o nosso povo
junto ao Vosso Sagrado Coração. Amém

Pela Graça de Deus para cobrir os vossos líderes Cruzada 98.
Ó Mãe Abençoada, Mãe da Salvação, por favor pedi ao Vosso Filho para derramar as suas
graças e o Seu Amor sobre os líderes que controlam o mundo. Orai para que a Luz de Deus os
cure da cegueira e desbloqueie os seus corações empedernidos. Impedi-os de infligirem
perseguições sobre pessoas inocentes. Por favor, orai para que Jesus os guie e eles deixem de
impedir que a Verdade dos Seus Ensinamentos seja espalhada pelas nações, através do
mundo. Amém

Pela Salvação da Austrália e Nova Zelândia Cruzada 99.
Ó Deus, Pai Todo-Poderoso, em Nome do Vosso Amado Filho, Jesus Cristo, tende piedade de
todos os Vossos filhos da Austrália e da Nova Zelândia.
Perdoai-nos a nossa rejeição da Vossa Santa Palavra. Perdoai-nos o pecado da indiferença.
Livrai-nos da nossa cultura pagã e cobri-nos com as Graças de que precisamos para inspirar
esperança, fé e caridade entre os nossos irmãos e irmãs. Nós Vos imploramos pelo Dom do
Discernimento e pedimos que concedais a todos nós as Bênçãos de que precisamos para
garantir que apenas a Verdade da Vossa Santa Palavra possa ser ouvida, e para que sejam
concedidas a todas as almas as chaves para a vida eterna. Amém

Para Abençoar e Proteger o nosso Grupo de Cruzada de Oração. Cruzada 96.
Ó meu querido Jesus, por favor abençoai-nos e protegei-nos, ao Vosso Grupo de Cruzada de
Oração, para nos tornarmos imunes aos ataques perversos do demónio e de quaisquer
espíritos malignos que possam atormentar-nos nesta Sagrada Missão de salvar almas. Que nos
possamos manter leais e fortes e que perseveremos em guardar o Vosso Santo Nome no
mundo, e que jamais renunciemos à nossa luta para espalhar a Verdade da Vossa Santa
Palavra. Amém


Grupo I-A - Governantes, Nação e evitar guerras

Grupo I-A - Governantes, Nação e evitar guerras

INSTRUÇÕES DE NOSSO SENHOR JESUS PARA OS GRUPOS DE ORAÇÃO
Orações para ser recitado por todos os membros do grupo de oração após o Santíssimo
Rosário ( Pelo menos um Mistério) e no Terço da Divina Misericórdia . Devem ter Água Benta
próxima, um Crucifixo Meu presente. Por favor, recitai a oração 96 antes e depois de cada
reunião do Grupo de Cruzadas Oração Jesus para a Humanidade. Escolha Orações que lhes
dei, e orar eles. (...) Mas sepárenlas em partes para que você pode se concentrar nas
intenções especiais. Não há necessidade de rezar todas as orações em conjunto, mas peço-lhe
rezar, tanto quanto possível durante toda a semana.

Para Abençoar e Proteger o nosso
Grupo de Cruzada de Oração. Cruzada 96.
Ó meu querido Jesus, por favor abençoai-nos e protegei-nos, ao Vosso Grupo de Cruzada de
Oração, para nos tornarmos imunes aos ataques perversos do demónio e de quaisquer
espíritos malignos que possam atormentar-nos nesta Sagrada Missão de salvar almas. Que nos
possamos manter leais e fortes e que perseveremos em guardar o Vosso Santo Nome no
mundo, e que jamais renunciemos à nossa luta para espalhar a Verdade da Vossa Santa
Palavra. Amém.

Grupo I-A Governantes, Nação e evitar guerras

Oração pelas Regras Globais
Cruzada 2 .
Meu Pai Eterno, em Nome do Vosso Amado Filho Jesus Cristo, eu Vos suplico que protegeis os
Vossos filhos da perseguição que está a ser perpetrada pelas forças globais sobre as nações
inocentes. Eu oro pelo perdão dos pecados das almas que são a causa destes sofrimentos,
para que elas possam voltar para Vós humildemente e com os corações contritos. Por favor,
dai aos Vossos filhos torturados a força para suportarem tais sofrimentos, em expiação dos
pecados de todo o mundo, através de Cristo Nosso Senhor. Amém.

Oração Contra a Guerra Nuclear Cruzada 14.
Ó Pai Todo-Poderoso, Deus o Altíssimo, Por favor, tende Misericórdia de todos os pecadores.
Abri os seus corações para aceitarem a Salvação e para receberam abundantes Graças. Escutai
os meus apelos, por mim e pela minha própria família, e garanti que cada um de nós encontre
benevolência no Vosso Coração Amoroso.Ó Divino Pai Celestial, protegei todos os Vossos filhos na terra de uma qualquer guerra nuclear
ou de outros actos que estejam a ser preparados para destruir os Vossos filhos. Iluminai-nos
para que possamos abrir os nossos olhos, ouvir e aceitar a Verdade da nossa Salvação, sem
qualquer receio nas nossas almas. Amém.

Oração pela Paz no Mundo.
Cruzada 27.
Ó Meu Jesus, eu imploro por Misericórdia por aqueles que sofrem guerras terríveis. Eu rogo
para que a paz seja instaurada nessas nações torturadas, que estão cegas para a Verdade da
Vossa Existência. Por favor, cobri essas nações com o Poder do Espírito Santo para que elas
parem a perseguição e o poder sobre as almas inocentes. Tende Misericórdia por todos os
Vossos países que são impotentes contra as atrocidades do mal que cobrem todo o mundo.
Amém.

Oração da Corrente de Protecção Cruzada 31.
Ó Meu Jesus, permiti que esta minha oração invoque o Vosso Espírito Santo para descer sobre
os líderes movidos pela luxúria, avareza, ganância e orgulho, para parar a perseguição aos
Vossos filhos inocentes. Peço-Vos que impeçais a fome, a pobreza e as guerras, de devorarem
os Vossos filhos. E eu oro para que os líderes Europeus abram os seus corações para a Verdade
do Vosso Amor. Amém.

Oração de Jejum para Impedir a Moeda Única Mundial Cruzada 42
Ó Deus, o Altíssimo, eu ofereço-Vos a minha dádiva de Jejum, para que Vós possais parar o
controlo o mundo pelo maligno, que está a planear que o meu país morra de fome, por falta
de alimentos, incluindo o Pão da Vida.
Aceitai a minha oferta e escutai as minhas súplicas por outras nações, para impedir o
sofrimento que está sendo planeado pelo anticristo. Salvai-nos, Querido Senhor, de tamanha
maldade e protegei a nossa fé, para que possamos honrar-Vos, com a liberdade de que
precisamos, para Vos amar e Adorar para todo o sempre. Amém.

Oração ao Pai para diluir o impacto da III Guerra Mundial Cruzada 54.
Ó Pai Celestial, em Nome do Vosso Amado Filho, Jesus Cristo, que sofreu muito por causa dos
pecados da humanidade, por favor ajudai-nos, nestes tempos difíceis que enfrentamos. Ajudai-
nos a sobreviver à perseguição que está a ser planeada pelos governantes gananciosos, e por
aqueles que querem destruir as Vossas Igrejas e os Vossos filhos. Nós Vos imploramos, Querido
Pai, para ajudar a alimentar as nossas famílias e a salvar as vidas dos que serão forçados a uma
guerra contra a sua vontade.
Nós Vos amamos, Querido Pai. Pedimos que nos ajudeis na hora da necessidade. Salvai-nos das
garras do Anticristo. Ajudai-nos a sobreviver à sua marca, a marca da besta, pela recusa em
aceitá-la. Ajudai aqueles que Vos amam a permanecerem fiéis à Vossa Santa Palavra, em todos
os momentos, para que Vós possais conceder-nos Graças para sobrevivermos em Corpo e
Alma. Amém.

Proteger as Nossas Nações do mal Cruzada 87
Ó Pai, em união com o Vosso Filho salvai-nos do comunismo. Salvai-nos da ditadura. Protegei
as nossas nações contra o paganismo. Salvai os nossos filhos do mal.
Ajudai-nos a ver a Luz de Deus. Abri os nossos corações para os Ensinamentos do Vosso Filho.
Ajudai todas as Igrejas a permanecerem fiéis à Palavra de Deus. Nós Vos imploramos para
mantendes as nossas nações salvas da perseguição. Querido Senhor, olhai-nos com
Misericórdia, não importa o quanto nós Vos ofendemos.
Jesus, Filho do Homem, cobri-nos com Vosso Precioso Sangue. Salvai-nos das ciladas do
maligno. Nós Vos imploramos, Querido Deus, para intervirdes e impedirdes o maligno de
devorar o mundo neste tempo. Amém

Para impedir a Propagação da Guerra Cruzada 120.
Ó meu doce Jesus, levai as guerras que destroem a humanidade. Protegei os inocentes, do
sofrimento. Protegei as almas que tentam trazer a paz verdadeira. Abri os corações dos que
estão aflitos pela dor da guerra. Protegei os jovens e os vulneráveis.
Salvai todas as almas cujas vidas forem destruídas pela guerra. Fortalecei a todos nós, querido
Jesus, que rezamos pelas almas de todos os filhos de Deus, e concedei-nos a graça de
resistirmos ao sofrimento que possamos ter durante os períodos de conflito.
Nós imploramos-Vos para que pareis a propagação da guerra e para que leveis as almas para o
Refúgio do Vosso Sagrado Coração. Amém

Para proteger os fracos e inocentes Cruzada 162.
Ó Deus, Pai Todo-Poderoso, por favor protegei os fracos e inocentes que sofrem às mãos dos
que têm ódio nos seus corações.
Aliviai o sofrimento suportado pelos Vossos pobres filhos indefesos.
Dai-lhes todas as Graças de que necessitam para se protegerem dos Vossos inimigos.
Preenchei-os com coragem, esperança e caridade, para que eles as possam encontrar nos seus
corações, para perdoarem aqueles que os atormentam.
Eu peço-Vos, Senhor, meu Pai Eterno, que perdoeis os que desafiam a Lei da Vida e os ajudeis
a ver como as suas acções Vos ofendem, para que eles possam emendar os seus caminhos e
procurar consolo nos Vossos Braços. Amém

Para Abençoar e Proteger o nosso
Grupo de Cruzada de Oração. Cruzada 96.
Ó meu querido Jesus, por favor abençoai-nos e protegei-nos, ao Vosso Grupo de Cruzada de
Oração, para nos tornarmos imunes aos ataques perversos do demónio e de quaisquer
espíritos malignos que possam atormentar-nos nesta Sagrada Missão de salvar almas. Que nos
possamos manter leais e fortes e que perseveremos em guardar o Vosso Santo Nome no
mundo, e que jamais renunciemos à nossa luta para espalhar a Verdade da Vossa Santa
Palavra. Amém.

lunes, 26 de agosto de 2019

LA BIBLIA SOBRE LA ORACIÓN Y LA VENERACIÓN DE LOS SANTOS

LA BIBLIA SOBRE LA ORACIÓN Y LA VENERACIÓN DE LOS SANTOS

Apocalipsis 8, 3-4: “Y otro ángel vino y se puso en pie delante del altar, teniendo un incensario de oro; y le fue dado mucho incienso para que lo ofreciese con las oraciones de todos los santos sobre el altar de oro que estaba delante del trono. Y el humo del incienso subió de la mano del ángel delante de Dios con las oraciones de los santos”.

La Iglesia Católica enseña que hay un solo Dios, la Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres personas divinas en un solo Dios. Jesucristo es la segunda persona de la Santísima Trinidad, verdadero Dios y verdadero hombre. Sólo a Dios se le rinde culto y adoración. Esta adoración o culto, que se le da a Dios únicamente, se llama latría.
Los santos en el cielo no son adorados, sino que son venerados como hombres y mujeres santos de Dios en el cielo. La veneración que se les da a los santos, que no es adoración, se llama dulía. La veneración que se le da a la más grande entre los santos, la madre de Dios, se llama hiperdulía. La hiperdulía también es veneración, no culto ni adoración. Ahora que se ha dejado claro esto, miremos lo que la Biblia enseña sobre la oración y la veneración a los santos, de cómo los hombres santos interceden ante Dios, de las reliquias de los santos, y más. Hay muchas cosas en la Biblia sobre este tema que usted posiblemente no las ha tomado en cuenta.
En primer lugar, debemos considerar lo que la Biblia enseña sobre cómo los hombres santos interceden ante Dios.

LA BIBLIA ENSEÑA QUE LOS HOMBRES INTERCEDEN ANTE DIOS – MOISÉS TENÍA UN EXTRAORDINARIO PODER DE INTERCESIÓN ANTE DIOS

Éxodo 32, 9-14: “Dijo más el Señor a Moisés: Yo he visto a este pueblo, que por cierto es pueblo de dura cerviz: Ahora pues, déjame que se encienda mi furor contra ellos, y los consuma: y a ti yo te pondré sobre gran gente. Entonces Moisés oró a la faz del Señor su Dios, y dijo: Oh Señor, ¿por qué se encenderá tu furor contra tu pueblo, que tú sacaste de la tierra de Egipto con gran fortaleza[?]… Vuélvete del furor de tu ira, y arrepiéntete de este mal contra tu pueblo. Acuérdate de Abraham, de Isaac, y de Israel tus siervos… Entonces el Señor se arrepintió del mal que dijo que había de hacer a su pueblo”.

La intercesión de Moisés ante Dios era tan grande que Dios incluso le pidió a Moisés que le permitiera destruir a los israelitas. Esto no debe ser entendido como si Dios Todopoderoso pudiera ser o estuviera restringido por algún hombre, sino más bien que Él estaba poderosamente persuadido e influenciado por la estrecha relación de este hombre con Él. Moisés le rogó a Él que no destruyera a su pueblo, y Dios cedió por causa de Moisés. Como podemos ver, no todos los hombres son iguales ante Dios. No todos los hombres tienen el mismo poder de intercesión ante Él. La intercesión de los hombres extraordinarios y santos es poderosa y efectiva.

ABRAHAM TENÍA UN PODER DE INTERCESIÓN EXTRAORDINARIO ANTE DIOS

Vemos otro ejemplo de esto en el caso de Abraham:

Génesis 18, 26-33: “Entonces respondió el Señor: Si hallare en Sodoma cincuenta justos dentro de la ciudad, perdonaré a todo este lugar por amor de ellos. Y Abraham replicó y dijo: He aquí ahora que he comenzado a hablar a mi Señor, aunque soy polvo y ceniza: Quizá faltarán de cincuenta justos cinco: ¿destruirás por aquellos cinco toda la ciudad? Y dijo: No la destruiré, si hallare allí cuarenta y cinco. Y volvió a hablarle, y dijo: Quizá se hallarán allí cuarenta. Y respondió: No lo haré por amor de los cuarenta.  [Y Abraham, puesto que tenía una poderosa intercesión ante Dios, negoció con Él hasta llegar a diez] Y volvió a decir: No se enoje ahora mi Señor, si hablare solamente una vez: quizá se hallarán allí diez. No la destruiré, respondió, por amor de los diez. Y el Señor se fue, luego que acabó de hablar a Abraham; y Abraham se volvió a su lugar”.

LA BIBLIA DICE QUE LAS ORACIONES DE UN HOMBRE HARÍAN QUE DIOS ACEPTE A CIERTAS PERSONAS, QUE DE OTRA MANERA ÉL NO ACEPTARÍA

El siguiente ejemplo que consideraremos es uno en donde la Biblia dice que las oraciones de un hombre harían que Dios acepte a ciertas personas, que de otra manera Él no aceptaría.

Job 42, 7-10: “… el Señor dijo a Elifaz… Mi ira se encendió contra ti y tus dos compañeros; porque no habéis hablado de mí lo recto, como mi siervo Job. Ahora pues, tomaos siete becerros y siete carneros, e id a mi siervo Job, y ofreced holocausto por vosotros, y mi siervo Job orará por vosotros; porque de cierto a él atenderé para no trataros con afrenta… Fueron, pues, [ellos], e hicieron como el Señor les dijo… Y mudó el Señor la aflicción de Job, orando él por sus amigos…”.

El Señor atendió a los ruegos de Job. La intercesión y las oraciones de los hombres santos obtienen gracias y favores que, el Señor, de otra manera, no siempre daría. Dios dijo que Él le daría esta gracia a Elifaz solamente si Job oraba por él.

DIOS LE DARÍA LA VICTORIA A ISRAEL SOLAMENTE SI MOISÉS (UN HOMBRE) LEVANTABA SUS MANOS

Otro ejemplo de la intercesión de los hombres santos se encuentra en Éxodo 17. Leemos que Israel fue a luchar contra Amalec. Dios le posibilitaba la victoria a Israel siempre y cuando Moisés levantara sus manos. Sin embargo, si Moisés las bajaba, Amalec prevalecería sobre los israelitas.

Éxodo 17, 11-13: “Y sucedía que cuando alzaba Moisés su mano, Israel prevalecía; mas cuando él bajaba su mano, prevalecía Amalec. Y las manos de Moisés estaban pesadas; por lo que tomaron una piedra, y la pusieron debajo de él, y se sentó sobre ella; y Aarón y Hur sostenían sus manos, uno de un lado y el otro del otro lado; así hubo firmeza en sus manos hasta que se puso el sol. Y Josué deshizo a Amalec y a su pueblo a filo de espada”.

Este es otro ejemplo primario de cómo a veces Dios únicamente garantiza ciertas cosas a través de la intercesión de los hombres santos.

LA DECLARACIÓN DEL SEÑOR ACERCA DE LA INTERCESIÓN DE MOISÉS Y SAMUEL

Jeremías 15, 1: “Y me dijo el Señor: Si Moisés y Samuel se pusieran delante de mí, mi voluntad no será con este pueblo: échalos de delante de mí…”.

Dios dice que, incluso si Moisés y Samuel se le pusieran delante de Él, Él aun así rechazaría a este pueblo. Esto es muy revelador. Las personas descritas en este pasaje eran tan malvadas que ni siquiera la poderosa intercesión de los grandes siervos de Dios, Moisés y Samuel, podría apaciguar la cólera de Dios contra ellos. Sin embargo, estas palabras nos muestran que la intercesión de los siervos extraordinarios de Dios, tales como Moisés y Samuel – que habían acumulado un crédito o influencia especiales con Él – influye en cómo Dios trata con las personas y cómo las mira, incluso si esto no hizo la diferencia en este caso en particular, a causa de cuán malvadas eran estas personas. La intercesión de los hombres santos ayuda a determinar lo que Dios hace por las personas y lo que Él les hace a ellas, como vimos en los ejemplos de arriba.

¿QUÉ HAY DE 1 TIMOTEO 2, 5: JESÚS ES EL ÚNICO MEDIADOR?

Antes de que sigamos cubriendo más pruebas bíblicas para la veneración y la intercesión de los santos, debemos considerar una objeción. Una de las principales objeciones que presentan los no católicos en contra de la oración a los santos viene de 1 Timoteo 2, 5.

1 Timoteo 2, 5: “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”.

Jesús es el único mediador entre Dios y los hombres, dicen ellos, luego usted no puede incluir a los santos ni las oraciones hacia ellos. Esta objeción es falsa por muchas razones. Sólo porque Jesús sea el único mediador no significa que otros no puedan mediar como parte de la única mediación de Cristo. Por ejemplo, en Juan 10, 16 Jesús dice que Él es el solo y único pastor; pero Él señala a Pedro para pastorear a sus ovejas en Juan 21, 15-17. Efesios 4, 11 también enseña que hay muchos pastores o maestros. El punto es que esos otros sub-pastores todos trabajan bajo y por la institución del único pastor, Jesús.

Otro ejemplo es que Jesús dice que Él es el juez supremo. Leemos esto en Juan 9, 39 y en muchos otros pasajes. Ciertos hombres de Dios, sin embargo, también actúan en su nombre como jueces en el cielo, incluso de los ángeles. Lo leemos en 1 Corintios 6, 2, Mateo 19, 28, y en otras partes. Sí, Jesús es el único mediador, porque el mediador es aquel que une al hombre con Dios. Jesús solo hizo esto por su pasión y muerte. Leemos esto en 2 Corintios 5, 18. Pero eso no significa que dentro de la única mediación de Cristo no haya otros que participen en su mediación. De hecho, la Biblia claramente lo enseña.

SI NO SE PUEDEN HACERLES ORACIONES A LOS SANTOS, ENTONCES USTED NO DEBE PEDIRLES A OTROS QUE OREN POR USTED – PUNTO FINAL

Si la única mediación de Jesús excluyera las oraciones a los santos, entonces esto también excluiría pedirle a su prójimo que ore por usted. No hay forma de evitar la lógica de este argumento. Porque cuando usted le pide a su prójimo que ore por usted, en vez de ir directamente a Jesús, usted le está pidiendo a otra persona que actúe como mediador ante Jesús por usted. Eso es lo que hacen los católicos cuando oran a los santos. En consecuencia, si las oraciones a los santos estuvieran excluidas por la única mediación de Jesús, entonces pedir oraciones a otros definitivamente estaría excluido como tal.

No solamente la mayoría de los protestantes sí aceptan el concepto de pedirles a otras personas que oren por ellos – lo que contradice su rechazo de orar a los santos – sino que, en el Nuevo Testamento, San Pablo mismo les pide repetidamente a otros por sus oraciones.

Romanos 15, 30: “Y os ruego hermanos, por nuestro Señor Jesucristo, y por el amor del Espíritu, que os esforcéis conmigo en oración por mí a Dios”.

Pablo también les dice a otros que él está orando por ellos.

Colosenses 1, 3: “… orando siempre por vosotros…”.

Incluso Pablo dice que las oraciones de otros le conceden gracias.

2 Corintios 1, 11: “Ayudándonos vosotros también con oración por nosotros, para que por el don concedido a nosotros por medio de muchas personas, por muchas sean dadas gracias en nuestro favor”.

LA BIBLIA ENSEÑA QUE EL SUFRIMIENTO DE PABLO INTERCEDE PARA GANAR GRACIAS PARA LAS PERSONAS

La Biblia también dice esto sobre el sufrimiento que padece Pablo:

Colosenses 1, 24: “Que ahora me regocijo en lo que padezco por vosotros, y cumplo en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo, que es la iglesia”.

Este versículo podría impactar a aquellos no católicos que no están familiarizados con él. Pablo dice que el completa, para la Iglesia, aquellas cosas que faltan en las aflicciones de Cristo. Ahora, las aflicciones de Cristo fueron perfectas y de valor infinito; ¿entonces qué significa esto? Lo que San Pablo quiere decir, es que faltan muchos sufrimientos que son necesarios para los miembros de la Iglesia para encontrar su salvación, la cual fue toda hecha posible por el sacrificio de Cristo.

Él está enseñando que sus sacrificios y sus padecimientos, además de sus oraciones, pueden interceder ante Dios para que Dios les dé a otros las gracias para convertirse o para que sigan siendo fieles. Esas personas aún deben cooperar con las gracias, pero los esfuerzos, oraciones y sacrificios de los miembros de la Iglesia pueden ayudar a garantizarlas. Todo esto confirma la enseñanza católica sobre la comunión de los santos, y refuta la equivocación protestante de 1 Timoteo 2, 5.

ESTA VERDAD ESTÁ ARRAIGADA EN LA UNIDAD DEL CUERPO DE CRISTO, QUE EXISTE DESPUÉS DE LA MUERTE

El hecho de que los hombres pueden acudir a otros hombres para pedir oraciones, y que los santos en el cielo pueden responder a las oraciones e interceder, se arraiga en la enseñanza bíblica de la unidad de la Iglesia. Hay una unión entre los miembros de la Iglesia de Jesús. Esta unión no acaba cuando los verdaderos miembros mueren.

San Pablo dice en Romanos 8, 38 y siguientes que ni la vida ni la muerte lo separa a uno del amor de Cristo. Ni separaran a los verdaderos fieles que permanecen juntos en el Cuerpo de Cristo, ya sea en la tierra o en el cielo.

1 Corintios 12, 12 y 21: “… todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo… Y el ojo no puede decir a la mano: No te necesito: Ni tampoco la cabeza a los pies: No tengo necesidad de vosotros”.

LA BIBLIA DICE QUE LA ORACIÓN DE UN HOMBRE JUSTO ES DE MUCHO VALOR

Aunque los verdaderos miembros de la Iglesia pueden ayudarse entre sí mediante las oraciones, son particularmente poderosas las oraciones e intercesión de los hombres santos. Eso fue exactamente lo que vimos en los casos de Moisés y Abraham. Y es por eso que leemos:

Santiago 5, 16: “Confesaos vuestras faltas unos a otros, y rogad los unos por los otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo, puede mucho”.

Esta es la razón de por qué las oraciones a los santos – que tienen el propósito de invocarlos para que oren a Dios en nuestro nombre – son tan efectivas.

LA BIBLIA TAMBIÉN ENSEÑA QUE LOS SANTOS HOMBRES DIFUNTOS INTERCEDEN

En Mateo 17 vemos que Jesús, cuando se transfiguró ante tres de sus apóstoles, se apareció junto con Moisés y Elías.

Mateo 17, 2-3: “Y [Él] se transfiguró delante de ellos; y su rostro resplandeció como el sol… Y he aquí les aparecieron Moisés y Elías, hablando con Él”.

Esto nos muestra que, incluso después de la muerte, los santos se interesan en los asuntos terrenales y están dispuestos a interceder por nosotros. Puesto que los espíritus de los hombres justos hechos perfectos, así como Hebreos 12 llama a los santos, están entre la nube de testigos junto con los ángeles en el cielo que nos ayudan.

Hebreos 1, 14: “¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de salvación?”.

Salmo 91, 11: “Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos”.

DESPUÉS DE LA MUERTE, EL PROFETA SAMUEL SE LE APARECIÓ AL REY SAUL

En 1 Samuel 28 (1 Reyes 28 en la Biblia católica), vemos un claro ejemplo de un santo difunto apareciéndosele a un hombre. Este fue el profeta Samuel, que había fallecido hace algún tiempo. Él se apareció al rey Saúl, y lo amonestó por su desobediencia a Dios.

1 Samuel 28 12-20: “Y viendo la mujer a Samuel, clamó en alta voz… Y Samuel dijo a Saúl… Como tú no obedeciste a la voz del Señor, ni cumpliste el furor de su ira sobre Amalec, por eso el Señor te ha hecho esto hoy… En aquel punto cayó Saúl en tierra cuán grande era, y tuvo gran temor por las palabras de Samuel…”.

Recuerde, Samuel ya había fallecido hace algún tiempo.

EL LIBRO DEL APOCALIPSIS NOS MUESTRA CÓMO LAS ORACIONES DE LOS SANTOS INTERCEDEN EN EL CIELO ANTE EL ALTAR DE DIOS

El libro del Apocalipsis también nos da un vistazo de cómo los santos y sus oraciones interceden por los hombres.

Apocalipsis 8, 3-4: “Y otro ángel vino y se puso en pie delante del altar, teniendo un incensario de oro; y le fue dado mucho incienso para que lo ofreciese con las oraciones de todos los santos sobre el altar de oro que estaba delante del trono. Y el humo del incienso subió de la mano del ángel delante de Dios con las oraciones de los santos”.

Vemos otro ejemplo en Apocalipsis capítulo 5.

Apocalipsis 5, 8: “… los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero, teniendo cada uno arpas, y tazones de oro llenos de perfumes, que son las oraciones de los santos”.

EN APOCALIPSIS CAPÍTULO 6, VEMOS QUE LOS SANTOS FALLECIDOS LE PIDEN A DIOS QUE INTERVENGA EN LA TIERRA

En el capítulo 6, vemos que los santos fallecidos, que fueron martirizados por la verdadera fe de Jesús, le piden a Dios que vengue su sangre.

Apocalipsis 6, 9-10: “Y cuando abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que ellos tenían. Y clamaban en alta voz diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre de los que moran en la tierra?”.

Nótese que las almas de aquellos mártires fallecidos clamaban debajo del altar. Desde la antigüedad, la Iglesia católica ha puesto las reliquias de los mártires debajo del altar. El hecho de que las voces de los mártires vengan desde abajo del altar – exactamente en donde se ubican las reliquias en las iglesias católicas – es una confirmación bíblica interesante de la práctica católica.

DESPUÉS DE SU MUERTE, UN SUMO SACERDOTE FUE VISTO INTERCEDIENDO POR LOS JUDÍOS

El siguiente ejemplo que vamos a mirar viene de 1 Macabeos capítulo 5. Este es un libro que los protestantes quitaron de la Biblia cuando se separaron de la Iglesia católica. Los comentarios dados en la sección sobre el purgatorio demuestran que los libros de los Macabeos hacen parte del verdadero Antiguo Testamento. Esto se prueba por el hecho de que el Nuevo Testamento cita a la Septuaginta, que contiene los libros de los Macabeos y los otros que los protestantes rechazan.

Este pasaje trata sobre la visión de Onías, un sumo sacerdote que había muerto.

2 Macabeos 15, 12-15: “He aquí el sueño que había tenido: Onías, que había sido sumo sacerdote, hombre bueno y bondadoso, de venerable aspecto, de suaves maneras, de elegante lenguaje, que desde su niñez se había ejercitado en toda virtud, tendía sus manos, orando por toda la comunidad de los judíos. Se le apareció también otro varón… Onías dijo: ‘Este es el… que ora mucho por el pueblo y por la ciudad santa: Jeremías, profeta de Dios. Y tendía Jeremías su diestra y entregaba a Judas una espada de oro…’”.

Este pasaje fascinante (que ha sido eliminado de la biblia protestante) relata la visión del fallecido sumo sacerdote Onías. Después de su muerte, él estaba viendo tender sus manos e intercediendo por los judíos con sus oraciones. Onías también presenta al fallecido profeta Jeremías, que le da una espada de oro a Judas Macabeo. Judas Macabeo no debe ser confundido con el traidor del Nuevo Testamento, Judas Iscariote. Este pasaje es, por lo tanto, otra clara prueba de la intercesión de los santos fallecidos, y de la efectividad de sus oraciones.

MOISÉS Y SAMUEL YA HABÍAN MUERTO EN EL MOMENTO EN QUE DIOS LES INDICÓ QUE PODÍAN INTERCEDER

Anteriormente yo había citado el siguiente pasaje para demostrar que los hombres interceden ante Dios.

Jeremías 15, 1: “Y me dijo el Señor: Si Moisés y Samuel se pusieran delante de mí, mi voluntad no será con este pueblo: échalos de delante de mí…”.

Dios dice que, incluso si Moisés y Samuel se le pusieran delante de Él, Él aun así rechazaría a este pueblo. Esto muestra cuánto considera Dios el poder de intercesión de los santos, incluso si en este caso en particular no tuvo efecto ante Él. Este pasaje se volvió a citar acá porque se debe señalar que, tanto Moisés como Samuel, ya habían muerto cuando vivía Jeremías. Por ende, Jeremías 15, 1 también prueba la enseñanza bíblica sobre la intercesión de los hombres santos ya fallecidos.

EL SIGNIFICADO Y LA FRECUENCIA DE LOS ÁNGELES EN EL PLAN DE DIOS

Para más prueba de la enseñanza bíblica sobre la intercesión de los santos, debemos considerar la enseñanza de la Biblia sobre la intercesión de los ángeles.

1 Crónicas 21, 18 (1 Paralipómenos 21, 18 en la Biblia católica): “Y el ángel del Señor ordenó a Gad que dijese a David…”.

2 Reyes 1, 3 (4 Reyes 1, 3 en la Biblia católica): “Entonces el ángel del Señor habló a Elías… diciendo: Levántate, y sube a encontrarte con los mensajeros… y diles…”.

Hechos 8, 26: “Y el ángel del Señor habló a Felipe, diciendo: Levántate y ve hacia el sur…”.

A través de la Biblia vemos que Dios usa a sus ángeles. Hay literalmente docenas de pasajes que uno podría citar. Él los usa para llevar sus mensajes, para dar sus instrucciones, para llevar su justicia, y para responder a las oraciones.

DIOS RESPONDE A LAS ORACIONES MEDIANTE SUS ÁNGELES

Números 20, 16: “Y clamamos al Señor, el cual oyó nuestra voz, y envió el ángel…”.

Isaías 37, 15-20 y 36: “Entonces Ezequías oró al Señor, diciendo… Ahora pues, Señor Dios nuestro, líbranos de su mano… Y salió el ángel del Señor, e hirió a ciento ochenta y cinco mil en el campamento de los asirios”.

Dios responde las oraciones enviando a sus ángeles. Eso está claro.

A LOS ÁNGELES TAMBIÉN SE LES IMPLORA, SE LES RUEGA Y SE LES ORA

La comunicación e intercesión de los ángeles en el nombre de Dios es tan frecuente, tan habitual, tan entrelazada con el plan de Dios, como lo muestran docenas de pasajes, que los ángeles no sólo son enviados por Dios, sino que también los hombres les ruegan y les suplican. Se les piden a los ángeles; el pueblo de Dios implora a los ángeles por respuestas y ayuda, en sus necesidades temporales y espirituales.

Jueces 6, 12-13: “Y el ángel del Señor se le apareció, y le dijo: el Señor es contigo, varón esforzado. Y Gedeón le respondió: Te suplico, señor mío, si el Señor es con nosotros, ¿por qué nos ha sobrevenido todo esto?”.

Aquí vemos que Gedeón le suplica al ángel. Eso quiere decir que él requiere algo del ángel; él le pide algo. En el libro de Oseas, vemos que Jacob le hizo una súplica a un ángel. Una súplica es una petición sincera o humilde; es una oración. Algunas traducciones dicen que Jacob le rogó al ángel. Rogar significa orar.

Oseas 12, 3-4: “Sí, [Jacob] luchó con el ángel, y prevaleció; lloró, y le rogó”.

Entonces, la Biblia enseña que los ángeles no sólo llevan los mensajes de Dios, imponen la justicia de Dios, son enviados como una respuesta a las oraciones, sino que también se les ora como tal. No porque los ángeles sean Dios, por supuesto; sino porque los ángeles son siervos poderosos y sobrenaturales del Altísimo que tienen una relación estrecha con Él en el cielo. Aquí hay otro pasaje:

Lucas 1, 10-13: “Y toda la multitud del pueblo estaba fuera orando a la hora del incienso. Y se le apareció un ángel del Señor… Y viéndole, se turbó Zacarías, y cayó temor sobre él. Mas el ángel le dijo: Zacarías, no temas; porque tu oración ha sido oída…”.

Vemos que el ángel escucho la oración y la respondió. Después de considerar algunos de estos hechos y pasajes, algunos no católicos podrían decir: “bien, usted ha mostrado que la Biblia enseña que los ángeles responden a las oraciones, e incluso les podemos orar. Pero eso se refiere a los ángeles, no a los santos”. En respuesta, les pido que consideren cuidadosamente estas palabras de Jesús:

JESÚS DICE QUE LOS SANTOS SERÁN COMO LOS ÁNGELES DE DIOS

Mateo 22, 29-30: “Entonces respondiendo Jesús, les dijo: Erráis, no conociendo las Escrituras, ni el poder de Dios. Porque en la resurrección ni se casan, ni se dan en casamiento, sino que son como los ángeles de Dios en el cielo”.

Jesús enseña que los santos de Dios en el cielo son como los ángeles. Lo que Jesús dice acá no sólo aplica después de la resurrección final, sino a los santos que ahora están en el cielo. Pues en el mismo capítulo, Jesús pasa a hablar de los hombres justos que ya fallecieron, Abraham, Isaac y Jacob, como hombres que viven (Mateo 22, 32). La versión de este pasaje en el Evangelio según San Lucas menciona esta verdad aún más claramente.

Lucas 20, 34-36: “Entonces respondiendo Jesús, les dijo: Los hijos de este mundo se casan, y se dan en casamiento; pero los que fueren tenidos por dignos de aquel mundo y la resurrección de los muertos, ni se casan, ni se dan en casamiento. Porque no pueden morir ya más; pues son iguales a los ángeles, y son hijos de Dios, siendo hijos de la resurrección”.

Entonces, los santos en el cielo son como los ángeles. ¿Los ángeles imponen la justicia de Dios? Sí. ¿Los ángeles responden a las oraciones, en nombre de Dios, que son enviadas al cielo? Sí. ¿Los ángeles reciben súplicas y oraciones? Sí. Por lo tanto, los santos de Jesús hacen todas esas mismas cosas.

Ahora que hemos visto el vínculo entre los ángeles y los santos, debemos considerar un par de cosas más al respecto. La intercesión de los ángeles en nombre de Dios es extraordinariamente poderosa y efectiva. Los ángeles transmiten el mensaje del Todopoderoso tan fielmente que, en muchos pasajes, no queda del todo claro si es el ángel el que habla o si es Dios el que habla. En algunas descripciones bíblicas, los dos se transforman en uno, si se quiere, porque el ángel está por completo al servicio del Todopoderoso. He aquí sólo tres ejemplos:

Zacarías 12, 8: “… la casa de David será como Dios, como el ángel del Señor delante de ellos”.

Lucas 2, 9: “… el ángel del Señor vino sobre ellos, y la gloria del Señor los cercó de resplandor…”.

Éxodo 3, 2-4: “Y le apareció el ángel del Señor en una llama de fuego en medio de una zarza… Y viendo el Señor que [Moisés] iba a ver, lo llamó Dios…”.

LOS ÁNGELES EN EL CIELO (Y POR ENDE LOS SANTOS) ESTÁN INVOLUCRADOS ÍNTIMAMENTE EN LA SALVACIÓN DE LOS HOMBRES BAJO JESUCRISTO

En el siguiente pasaje vemos la importancia que Jesús le da al testimonio de los ángeles (y por tanto al de los santos).

Lucas 12, 8-9: “… todo aquel que me confesare delante de los hombres, también el Hijo del Hombre le confesará delante de los ángeles de Dios; pero el que me negare delante de los hombres, será negado delante de los ángeles de Dios”.

Además de su confesión ante su Padre (Mt 10, 32), Jesús considera como supremamente significativa su confesión ante los ángeles.

Jesús también indica que los ángeles están íntimamente involucrados e interesados por la conversión y la salvación de los hombres. Miren lo que Él dice aquí:

Lucas 15, 10: “Así os digo que hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente”.

Esta declaración de Jesús sugiere que los ángeles tienen una conexión e influencia con la salvación de los hombres. Ellos se alegran cuando un hombre se convierte porque ellos desean su salvación, y su intercesión ayuda a su conversión. Ellos se regocijan por él, lo ayudan; ellos oran por él. Es por eso que los católicos comprenden que la intercesión de los santos es muy importante, así como las oraciones a ellos. Los santos en el cielo son como los ángeles de Dios. Cuando la persona les ruega, ellos a su vez le ruegan a Dios, que comúnmente garantizan sus gracias al nombre de la persona por causa de la relación estrecha del ángel con Él.

LA BIBLIA ENSEÑA QUE LOS ÁNGELES SE PRESENTAN EN LAS ASAMBLEAS DE LOS FIELES, Y QUE SU PRESENCIA MERECE SER HONRADA

1 Corintios 11, 10: “Por lo cual, la mujer debe tener señal de autoridad sobre su cabeza, por causa de los ángeles”.

Este pasaje se refiere a la cobertura en la cabeza que las mujeres deben tener en el servicio de culto. Dice que ellas deben cubrirse por causa de los ángeles. Piénselo. El pasaje pudo haber dicho que una mujer debería cubrirse su cabeza por causa de Dios. Pero dice por causa de los ángeles, lo que indica que la veneración también es debida a ellos. A propósito, en la Iglesia católica tradicional, las mujeres se cubren su cabeza en la Misa. Esta tradición deriva de este precepto bíblico.

LA BIBLIA DESCRIBE A SAN JUAN BAUTISTA COMO EL ÁNGEL DE DIOS

Para culminar el punto y la comparación entre los ángeles y los hombres santos, uno debe percatarse de que Jesús describe a San Juan Bautista como el ángel que fue profetizado para preparar su camino.

Mateo 11, 10: “Porque éste es de quien está escrito: He aquí, yo envío mi ángel delante de tu faz, el cual preparará tu camino delante de ti”.

Juan Bautista fue descrito como el mensajero [aggelon en griego] de Dios, porque los ángeles y los santos actúan como mensajeros de Dios. Ellos son una avenida para las instrucciones y gracias de Dios, y para dar respuestas del cielo a las oraciones.

HEBREOS 12: EL CRISTIANO VIENE ANTE LOS “ESPÍRITUS DE LOS JUSTOS HECHOS PERFECTOS”

Ahora debemos retornar a Hebreos capítulo 12. Este es un capítulo muy importante con respecto a este tema. En Hebreos 12, encontramos una descripción de la Iglesia de Jesucristo y su majestad celestial. Nótese que el cristiano, acercándose ante la descripción celestial de la Iglesia, se acerca ante los espíritus de los justos hechos perfectos (los santos). Permítanme repetirlo: él se acerca ante los espíritus de los justos hechos perfectos: los santos en el cielo. Se le advierte al cristiano de acercarse ante todo lo siguiente:

Hebreos 12, 22-25: “Sino que os habéis acercado al monte de Sión, y a la ciudad del Dios vivo, la Jerusalén celestial, y a una compañía innumerable de ángeles, a la congregación general e iglesia de los primogénitos que están inscritos en el cielo, y a Dios el Juez de todos, y a los espíritus de los justos hechos perfectos, y a Jesús el Mediador del nuevo pacto, y a la sangre del rociamiento que habla mejor que la de Abel. Mirad que no desechéis al que habla. Porque si no escaparon aquellos que desecharon al que hablaba en la tierra, mucho menos nosotros, si desecháramos al que habla desde el cielo”.

Los espíritus de los justos hechos perfectos, los santos, están en el cielo. Vemos que ellos están prominentemente incluidos en la descripción de aquellos a quienes los cristianos se acercan ante la imagen de la Iglesia celestial. Esto confiere mayor credibilidad al hecho de que las oraciones dirigidas a ellos, y su intercesión, están fundamentadas bíblicamente y son de un valor enorme. Esto es así porque Dios es glorificado, no disminuido, en sus santos.

DIOS ES GLORIFICADO EN SUS SANTOS

2 Tesalonicenses 1, 10: “Cuando [Jesús] viniere para ser glorificado en sus santos, y para ser admirado en aquel día en todos los que creen…”.

Los santos no disminuyen la gloria de Dios; al contrario, la aumentan. Ellos resaltan las cosas grandes y extraordinarias que Dios hace con aquellos que lo sirven. Aquellos que están más cerca del Rey pueden obtener favores que no siempre se les dan a aquellos que están más alejados de Él, al igual que en cualquier otra jerarquía, familia, compañía, equipo, etc. Esta es la verdad y la verdadera visión católica del cielo.

LA VISIÓN CATÓLICA DEL CIELO, QUE RECONOCE LA INTERCESIÓN Y LA UBICACIÓN CORRECTA DE LOS SANTOS, LE DA LA PLENITUD DE LA GLORIA A JESÚS – LA VISIÓN PROTESTANTE SE LA QUITA

Para hacer una analogía, la visión católica del cielo es como el palacio magnífico de un Rey, en donde hay docenas de niveles de siervos y asistentes. Ellos esperan en el Rey y le han dedicado toda su vida. Ellos son sus verdaderos amigos, además de sus siervos. Su regocijo, sus vidas de servicio, y su ejemplo extraordinario son causa de admiración en cada visitante.

Todos los siervos del Rey poseen su propio esplendor. Este esplendor les ha sido dado como resultado de su propio lugar de honor en el palacio. El Rey ha otorgado algo de su propia gloria en cada uno de ellos, aunque la gloria de ellos es infinitamente menor que la gloria de Rey. La gloria personal de los siervos contribuye a la gloria de todo el palacio. La profunda gloria de los siervos y amigos del Rey es causa de maravilla. ¿Cuál debe ser la gloria única del mismo Rey,  a quien todos estos individuos sirven?

Cuando usted vea más del palacio, y se acerque más al Rey, la gloria de sus amigos y siervos incrementa. Así como en la creación, la intensa disposición del diseño de Dios es un deleite para contemplar – con paisajes tan diversos como las montañas nevadas, los ríos en movimiento, las selvas verdes, los bellos bosques – en el cielo hay una incontable variedad de personas; cada una tiene una historia diferente, una prueba diferente, un sacrificio diferente, un don diferente, los cuales todos fueron dedicados y usados para Dios en mayor medida, y que culminaron en la felicidad perfecta en el cielo. Esta impresionante variedad – este orden brillante de los huéspedes celestiales – lo inspira a uno a amar y admirar aún más al Todopoderoso. Esta es la visión católica del cielo y de la jerarquía celestial. Claramente la gloria de los santos no le quita a la gloria de Dios, sino que la aumenta. Como María dijo:

Lucas 1, 46: “Mi alma engrandece al Señor…”.

La visión protestante es muy diferente. Es comparable a un palacio que únicamente está ocupado por el Rey. En este palacio, parece que no hay nadie más presente. ¿Cuál Rey es más glorioso? ¿Cuál imagen del reino celestial es la verdadera? ¿Cuál es la bíblica? La respuesta es que la Biblia enseña la visión católica, la comunión de los santos.

LA BIBLIA ENSEÑA LA VISIÓN CATÓLICA DEL CIELO, DE JESÚS Y DE LOS SANTOS – LA BIBLIA NO ENSEÑA LA VISIÓN PROTESTANTE

Daniel 7, 10: “Un río de fuego procedía y salía de delante de Él: millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de Él: El Juez se sentó, y los libros fueron abiertos”.

Este pasaje es impactante, no sólo porque revela el increíble poder del juicio de Dios y su presciencia; sino porque el alucinante número de los siervos que le servían hace a la imagen aún más cautivante.

Mateo 25, 31: “Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con Él, entonces se sentará sobre el trono de su gloria”.

Dios viene con y es glorificado por sus ministros, sus ángeles y sus santos.

Judas 1, 14: “He aquí, el Señor viene con decenas de millares de sus santos”.

Como vemos, la visión católica es claramente la correcta, al igual que la visión bíblica del Rey celestial y del orden de la jerarquía celestial.

LA BIBLIA ENSEÑA QUE LOS SANTOS SON MODELOS DE IMITACIÓN

Hemos establecido que orar a los santos es bíblico. En consideración a su gran fidelidad a Cristo, la Biblia también enseña que los santos deben ser imitados y venerados.

1 Corintios 4, 16: “Por tanto, [yo, Pablo] os ruego que seáis seguidores de mí”.

¿Por qué?

1 Corintios 11, 1: “Sed seguidores de mí, así como yo de Cristo”.

En realidad, un verdadero cristiano no sigue a ningún hombre. Más bien, este versículo significa que el venera a los santos, y trata de imitar su formidable vida espiritual y fidelidad al Evangelio.

LA BIBLIA ENSEÑA QUE DIOS SALVÓ A 276 POR SAN PABLO

Los santos son modelos de imitación, porque los grandes santos alcanzaron tantas gracias y tantos favores de Cristo que su intercesión, por la gracia de Jesucristo, literalmente puede ayudar a salvar vidas y almas. Por ejemplo, en Hechos capítulo 27 leemos que Pablo estaba en un barco dirigido a Italia. Una gran tormenta se levantó, amenazando con destruir el barco y matar a todos los que iban a bordo.

Hechos 27, 21-24: “Entonces Pablo, como hacía ya mucho que no comíamos, puesto en pie en medio de ellos, dijo: Señores, debían por cierto haberme oído, y no haber zarpado de Creta, para recibir este daño y pérdida. Pero ahora os exhorto a que tengáis buen ánimo; porque no habrá ninguna pérdida de vida entre vosotros, sino solamente de la nave. Pues esta noche ha estado conmigo el ángel del Dios de quien soy y a quien sirvo, diciendo: Pablo, no temas; es necesario que comparezcas ante César; y he aquí, Dios te ha dado todos los que navegan contigo”.

Un ángel le dijo que todos los hombres se salvarían porque Dios les ha dado la gracia a todos por él. Piénselo. Esto muestra el profundo poder de intercesión de los hombres santos. En total, Dios salvó a 276 hombres por Pablo.

LA BIBLIA ENSEÑA QUE LOS SANTOS DEBEN SER ATENDIDOS COMO UN MODELO - ES POR ESO QUE LA IGLESIA CATÓLICA CANONIZA A LOS SANTOS

Filipenses 3, 17: “Hermanos, seguid mi ejemplo, y señalad a los que así anduvieren, como nos tenéis por ejemplo”.

Es por eso que la Iglesia católica canoniza a los santos, y los eleva para que nosotros los imitemos y veneremos. De hecho, la Biblia hace lo mismo – señalarlos como un modelo – con los campeones de la fe en el Antiguo Testamento.

Santiago 5, 10: “Hermanos míos, tomad por ejemplo de aflicción y de paciencia a los profetas que han hablado en el nombre del Señor”.

Hebreos capítulo 11 hace una lista completa de los modelos de fe del Antiguo Testamento y de sus obras para señalarlos como modelos de admiración e imitación. Hebreos 12, 1 describe a estos santos como una nube de testigos.

Hebreos 12, 1: “Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso, y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante”.

LA BIBLIA SOBRE LAS RELIQUIAS DE LOS SANTOS

La Biblia también enseña que incluso las reliquias de aquellos hombres santos son veneradas y pueden ser milagrosas. En primer lugar, en Mateo 9, 20-22, vemos que una mujer que tocó el manto de Jesús fue curada de una hemorragia. Ciertamente Jesús es Dios, y no un mero santo. Muchos no católicos dirán que es supersticioso o idólatra venerar las reliquias de los santos. Pero la Biblia enseña lo contrario.

LOS PAÑUELOS Y DELANTALES DE PABLO ERAN MILAGROSOS

Hechos 19, 11-12: “Y hacía Dios milagros incomparables por mano de Pablo; de tal manera que aun los pañuelos o delantales de su cuerpo eran llevados a los enfermos, y las enfermedades se iban de ellos, y los malos espíritus salían de ellos”.

A Pablo no solamente se le dieron poderes milagrosos, sino que los pañuelos y delantales que él había tocado eran efectivos para obrar milagros. Vemos algo similar con San Pedro. En Hechos 9, San Pedro resucitó a Tabita de la muerte. En Hechos 5, 15 leemos que su misma sombra era considerada efectiva para sanar y curar milagrosamente.

EL MANTO DE ELÍAS PARTIÓ MILAGROSAMENTE EL RIO JORDÁN

En el Antiguo Testamento vemos la misma enseñanza bíblica sobre las reliquias de los santos. En 2 Reyes 2 (4 Reyes 2 en la Biblia católica), vemos que el manto del profeta Elías partió milagrosamente el rio Jordán.

2 Reyes 2, 13-14: “Alzó luego el manto de Elías que se le había caído, y volvió, y se paró a la orilla del Jordán. Y tomando el manto de Elías que se le había caído, golpeó las aguas… Y así que hubo del mismo modo golpeado las aguas, se apartaron a uno y a otro lado, y pasó Eliseo”.

LOS HUESOS DEL PROFETA ELISEO RESUCITARON A UN HOMBRE

Otro ejemplo de una reliquia milagrosa viene de 2 Reyes 13, 21 (4 Reyes 13, 21 en la Biblia católica). Leemos que los huesos del profeta Eliseo eran tan poderosos que resucitaron a un hombre.

2 Reyes 13, 21: “Y aconteció que al sepultar unos a un hombre… arrojaron al hombre en el sepulcro de Eliseo: y cuando llegó a tocar el muerto los huesos de Eliseo, revivió, y se levantó sobre sus pies”.

Los huesos de los santos son unas de las reliquias más comunes usadas por los católicos. Lejos de ser idolatría o superstición, vemos que las reliquias católicas se basan en la enseñanza bíblica y en la práctica.

LA BIBLIA SOBRE LA VENERACIÓN DE LAS IMÁGENES Y LAS ESTATUAS

Muchos protestantes rechazan el uso de estatuas e imágenes de los santos. Ellos piensan que es idolatría y que está condenado por la Biblia. Sin embargo, como acabamos de decir con respecto a su posición sobre las reliquias de los santos, su posición sobre este otro asunto tampoco es correcta. Uno de los principales versículos que a ellos les gusta citar es Deuteronomio 5, 8.

Deuteronomio 5, 8: “No harás para ti escultura, ni imagen alguna de cosa que está arriba en los cielos, o abajo en la tierra, o en las aguas debajo de la tierra”.

Ellos dicen que este pasaje condena hacer o usar imágenes de escultura. Pero su argumento falla por muchas razones. En primer lugar, si uno fuera a tomar el pasaje en sí mismo tal y como ellos lo entienden, estaría prohibido hacer figuras de cualquier cosa de la tierra. “Ni imagen alguna de cosa que está arriba en los cielos, o abajo en la tierra, o en las aguas debajo de la tierra”.

Eso significaría que uno no podría hacer o tener la imagen de ningún animal; puesto que tal imagen es la figura de algo de la tierra. Casi todos los protestantes, no obstante, rechazarían esa comprensión del pasaje, aunque eso es lo que dice ahí. No solamente la mayoría de los protestantes sí aceptan imágenes tales como las figuras de los animales, sino que también aceptan las imágenes y las figuras de otros humanos. Ellos llevan consigo fotos de los miembros de su familia. Eso contradice su interpretación de las palabras de Deuteronomio 5, 8.

Además, muchos de los mismos protestantes incluso no tienen problema con las estatuas de prominentes líderes militares u otras figuras. Aun cuando son pocos los que hacen objeción de tales estatuas, básicamente todos ellos aceptan y usan imágenes de escultura como las de las monedas. Las monedas en sus bolsillos tienen imágenes de hombres. De acuerdo con su comprensión de Deuteronomio 5, 8, ellos cometerían idolatría y estarían violando el primer mandamiento de Dios cargando con tales monedas y/o usándolas. El caso es que su entendimiento del pasaje es completamente erróneo. Es por eso que ellos deben ser totalmente selectivos en la aplicación de Deuteronomio 5, 8 y pasajes similares.

Entonces, ¿el pasaje realmente prohíbe hacer toda clase de imágenes? Claro que no, como veremos. Eso se muestra por el contexto del pasaje – en particular, del siguiente versículo:

Deuteronomio 5, 8-9: “No harás para ti escultura, ni imagen alguna de cosa que está arriba en los cielos, o abajo en la tierra, o en las aguas debajo de la tierra: No las adorarás ni les servirás…”.

No las adorarás ni les servirás. Esta es la clave. Esto es lo que Dios está prohibiendo. Él está prohibiendo hacer estatuas o imágenes para adorarlas o para adorar criaturas tales como animales, etc., en lo que muchos judíos estaban propensos a caer.

Los católicos no adoran estatuas o imágenes. Decir otra cosa es mentir. Los católicos sólo adoran a Dios. Las imágenes y las estatuas sirven como recuerdos de las personas santas y los hechos que ellos representan. Pero aún hay más.

DIOS ORDENA ESPECÍFICAMENTE A HACER ESTATUAS RELIGIOSAS

En la Biblia, Dios ordena específicamente a hacer y usar estatuas con fines religiosos. El siguiente versículo debería aplastar, de una vez por todas, la falsa idea de que la Biblia condena el uso de verdaderas estatuas e imágenes religiosas.

Éxodo 25, 18-19: “Harás también dos querubines de oro, labrados a martillo los harás, en los dos extremos del propiciatorio. Harás, pues, un querubín en un extremo, y un querubín en el otro extremo: de una pieza con el propiciatorio harás los querubines en sus dos extremos”.

Dios ordena específicamente a hacer dos estatuas de querubines. Los querubines son ángeles. Esto en cuanto a la (falsa) idea de que hacer estatuas o imágenes está prohibido. Tal idea es una completa tergiversación de la enseñanza de las Sagradas Escrituras, que las prohíbe con respecto al culto idólatra de las criaturas. Otros pasajes en la Biblia en donde vemos referencias al mandato de Dios de hacer estatuas con verdaderos propósitos religiosos son: Éxodo 26, 1, 1 Reyes 6 o 3 Reyes 6 en la Biblia católica, y 1 Reyes 7, 25-36 o 3 Reyes 7, 25-36 en la Biblia católica.

DIOS ORDENÓ A LOS ISRAELITAS QUE USARAN LA IMAGEN DE UNA SERPIENTE DE BRONCE

También encontramos que Dios ordenó el uso de imágenes para curar a las personas – imágenes que, a primera vista, algunos podrían encontrar sorprendentes o peor. Dios le ordenó a Moisés que hiciera una imagen de una serpiente para que las personas la miraran y fueran sanadas.

Números 21, 8: “Y el Señor dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente, y ponla sobre un asta; y será que cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá”.

LOS PROTESTANTES QUE CONDENAN EL USO DE ESTATUAS E IMÁGENES COMPARTEN SU CREENCIA (ICONOCLASTA) CON LOS MUSULMANES

Los no católicos que consideran idólatra el uso de estatuas o imágenes religiosas no sólo condenan los pasajes bíblicos que hemos cubierto, sino que también comparten su creencia con los musulmanes. Los musulmanes abominan tales estatuas e imágenes. De hecho, en el siglo VIII, el emperador bizantino León III quedó consternado cuando algunos militares cristianos perdieron a manos de los musulmanes. Él concluyó falsamente que esto era el resultado del disgusto de Dios por usar estatuas e imágenes en las iglesias cristianas. Tales imágenes fueron usadas a través del tiempo por la Iglesia cristiana (la Iglesia católica) desde la antigüedad. Estas imágenes y estatuas son usadas para elevar la mente hacia Dios, para acordarnos de Él, de su santa Madre y de sus siervos celestiales. Fue por ello que Dios ordenó que las hicieran para el templo. Pero el emperador León III emprendió una campaña para destruir esas imágenes y quitarlas de las iglesias cristianas.

Los papas se opusieron a esta herejía, conocida como la iconoclasia. La iconoclasia, que significa ruptura de imágenes, es una herejía que muchos protestantes sostienen hoy en día. Esto fue rechazado y condenado como falso por la Iglesia católica en el Segundo Concilio de Nicea del año 787. Este antiguo concilio católico – que se conoce como el séptimo concilio ecuménico – es el último concilio católico que es aceptado por los cismáticos ‘ortodoxos’ de oriente, los anglicanos y algunos protestantes.

LA OBJECIÓN PROTESTANTE DE QUE LOS CATÓLICOS ADORAN ESTATUAS E IMÁGENES, PORQUE ALGUNAS VECES SE ARRODILLAN O SE INCLINAN ANTE ELLAS EN ORACIÓN, ES REFUTADA POR LA BIBLIA

Otra falsa idea que debe ser mencionada es la idea de que los católicos adoran estatuas porque a veces se arrodillan o se inclinan ante ellas en oración. Esta objeción es falsa y se refuta por las Sagradas Escrituras.

La postura de arrodillarse – e incluso de postrarse en el suelo – no implica necesariamente culto o adoración. Sí significa eso en ciertos contextos religiosos y en algunas falsas religiones; pero inclinarse, arrodillarse, e incluso postrarse por completo, puede ser simplemente una señal de respeto, una postura humilde.

Cualquiera que se haya tomado el tiempo de leer el Antiguo Testamento, sabe que inclinarse o postrarse ante alguien no implica necesariamente adoración. A través del Antiguo Testamento, leemos que las figuras santas se inclinaban postrándose ante otros hombres, no como señal de culto o adoración, sino de respeto y humildad. Por ejemplo:

Génesis 33, 3: “Y él [Jacob] pasó delante de ellos, y se inclinó a tierra siete veces, hasta que llegó a su hermano [Esaú]”.

Jacob se inclinó completamente a tierra siete veces antes de que llegara su hermano Esaú. Él hizo esto como una señal de humildad. Este es el mismo Jacob del cuál Jesús dijo en Lucas 13, 28: “cuando veáis a Abraham, y a Isaac, y a Jacob, y a todos los profetas en el reino de Dios…”. Él no era un idólatra, obviamente.

Leemos algo similar de Abraham en Génesis 23, 12.

Génesis 23, 12: “Y Abraham se inclinó delante del pueblo de la tierra”.

Lot se inclinó con su rostro a tierra para venerar a los ángeles que llegaban.

Génesis 19, 1: “Llegaron, pues, los dos ángeles a Sodoma a la caída de la tarde; y Lot estaba sentado a la puerta de Sodoma. Y viéndolos Lot, se levantó a recibirlos, y se inclinó hacia el suelo”.

Hay muchos otros pasajes como este a lo largo de los libros de Reyes y Samuel.

2 Samuel 9, 8 (2 Reyes 9 en la Biblia católica): “Y él [David] inclinándose [ante Saúl], dijo: ¿Quién es tu siervo, para que mires a un perro muerto como yo?”.

1 Samuel 24, 8 (1 Reyes 24 en la Biblia católica): “También David se levantó… dio voces a las espaldas de Saúl, diciendo: ¡Mi señor el rey! Y como Saúl miró atrás, David inclinó su rostro a tierra, e hizo reverencia”.

Otros pasajes que muestran que los hombres se inclinan, etc. ante otros hombres, no de manera idólatra, sino simplemente por humildad y respeto, son: Génesis 43, 26, Rut 2, 8-10 y otros. Esto es suficiente para refutar la falsa aseveración de que los católicos adoran estatuas cuando ellos se arrodillan o se inclinan para asumir una postura humilde y respetuosa, mientras invocan a la persona celestial a quien representa la estatua o imagen.

LA EVIDENCIA ES IRREFUTABLE, LA ORACIÓN A LOS SANTOS ES BÍBLICA
Hemos visto en gran detalle que la Biblia enseña la comunión de los santos. Hemos visto que la oración a los santos es bíblica. Hemos visto que Jesús enseña que los santos en el cielo son como los ángeles. Hemos visto que los santos fallecidos y sus oraciones interceden por los hombres. Hemos visto que las reliquias y las estatuas no son idolatría, sino que están fundamentadas bíblicamente. Nada de esto sugiere que uno no pueda orarle a Jesús directamente.
Los verdaderos católicos le oran directamente a Jesús todos los días, pero hacer oración a los santos e invocar su intercesión es extremadamente efectivo, poderoso, y a menudo garantiza las gracias de Jesús que de otra forma Él no está inclinado a dar. Es particularmente importante y necesario en el caso de la más grande entre los santos, la madre de Jesús, la Bienaventurada Virgen María, el vaso mediante el cual Él eligió venir a la Tierra. La veneración y la intercesión de los santos fueron reconocidas desde el mismo principio de la Iglesia cristiana, por los padres de la Iglesia.
LOS SANTOS CATÓLICOS PROPAGAN EL EVANGELIO POR TODA LA TIERRA

Los milagros, los esfuerzos misioneros, y las vidas de los santos católicos han sido los instrumentos más importantes de la propagación del Evangelio por toda la tierra. Todo lo que los santos católicos son y han hecho es por la gracia de Jesucristo. Al cooperar con ella, ellos conquistaron espiritualmente al mundo para Cristo, un mundo que tristemente está cayendo en apostasía y abandonando la herencia cristiana católica que lo caracterizaba.

Fue el santo católico San Patricio quien llevó la fe de Jesucristo a Irlanda. Fue el santo católico San Bonifacio quien llevó el Evangelio a Alemania. Fue el santo católico San Agustín de Canterbury quien llevó el Evangelio a tierra anglosajona, a Inglaterra. Fue el santo católico San Francisco Javier quien llevó el Evangelio a Asia y al lejano oriente. En los siglos XVI y XVII, fueron los santos y misioneros católicos, especialmente los jesuitas, quienes trajeron definitivamente el Evangelio a Norteamérica y Sudamérica. Muchas de estas tierras estaban habitadas por gente bárbara y pagana. Esa gente frecuentemente torturaba y asesinaba a los extranjeros y a quienes consideraban enemigos. Al llevarles el Evangelio, aquellos santos se sometían frecuentemente a sufrimientos impactantes y a increíbles combates. Ellos aprendieron meticulosamente lenguajes arcaicos, costumbres y culturas para enseñarles a esas personas sobre Jesucristo y atraerlos a su fe. Algunas veces eran torturados bárbaramente.

A veces tenían que viajar en condiciones casi inimaginables, sufriendo temperaturas bajo cero sin la suficiente vestimenta o dormir en terrenos muy nevados rodeados por la naturaleza salvaje.

JESÚS PREDIJO LA TRADICIÓN ININTERRUMPIDA DE MILAGROS QUE HA SIDO VISTA EN LAS VIDAS DE LOS SANTOS CATÓLICOS

Esta conversión de los paganos también se hizo más fácil por los milagros que Jesús les garantizó a sus santos. Hay una tradición ininterrumpida de milagros en las vidas de los santos católicos que se extiende desde el inicio de la Iglesia católica. Esta realidad, de la cual es fascinante leer en las vidas de los santos, fue predicha por Jesús.

Juan 14, 12: “En verdad, en verdad os digo: El que cree en mí, las obras que yo hago él también las hará; y mayores que éstas hará, porque yo voy a mi Padre”.

La comunión de los santos es bíblica. Orar y venerar a los santos no limita la gloria de Dios. Por el contrario, nos inspira a dirigir toda nuestra vida más celosamente hacia Cristo y a hacer su voluntad, como hicieron los santos. A través de su historia, la Iglesia católica ha permanecido fiel a la enseñanza de Jesús y de la Biblia sobre los ángeles y los santos. Esto es así porque la Iglesia católica es la única verdadera Iglesia de Jesucristo.



sábado, 4 de agosto de 2018

ORACIONES ADICIONALES

a1. Oración  por  la  Salvación    -  16  nov.  2010
Oh  mi  Señor,  guíame  a  Tu  Reino  y  protégeme  de  la  oscuridad  que  ha  envuelto  a  mi  alma. Escúchame,  oh  Sagrado  Corazón,  y  por  Tu  Bondad  deja  que  Tu  Luz  de  Amor  y  Protección   resplandezca en mí. Amén

a2     Abre  tus  ojos  y  habla  Conmigo  (Ateos)     -  18  nov.  2010 Dios,  si  Tú  eres  la  Verdad  revélame  la  señal  de  Tu  Amor.  Abre  mi  corazón  para  que  sea  guiado. Si  Tú existes,  déjame  sentir Tu  Amor para que pueda ver  la  Verdad.  Pido  por mí  ahora.  Amén

a3  Oración  por  los  no-creyentes  quienes  se  ríen,  burlan  o  externamente  desprecian  a aquellos  que  oran    -  21 nov. 2010
Mi  querido  Señor,  yo  te  extiendo  mis  brazos  para  pedirte  que  acojas  a  mi  amado/a  hermano/a en  Tus  amorosos  brazos.  Bendíceles  con  Tu  Sagrada  Sangre  y  concédeles  la  gracia  necesaria para que les permitas recibir el Espíritu de Tu Amor para guiarlos a la salvación eterna. Amén

a4     Oración  para  que  Jesús  te  pueda  revelar  Su  Presencia    -  22  nov.  2010
Jesús  me  siento  perdido.  Abre  mi  corazón  para  aceptar  Tu  Amor  y  muéstrame  la  Verdad  para que yo pueda ser salvado. Amén

a5     Oración  para  antes  o  en  el  momento  que  se  produzca  el  “Gran  Aviso”   -  16  abr.  2011
Por  favor  guíame  hacia  la  Luz  y  Bondad  de  Tu  Gran  Misericordia  y  perdóname  mis  pecados. Amén

a6     Oración  para  convertir  a  otros    -  16  abr.  2011
Te  urjo  Jesús,  en  Tu  Divina  Misericordia,  que  cubras  aquellas  almas  tibias  con  Tu  Preciosa Sangre, para que puedan ser convertidas. Amén

a7  Oración  para  recibir  vigor  y  valentía  a  la  hora  de  dar  a  conocer  los  Mensajes  -  10  may.  2011
“Decid  esta  oración  todos  los  días,  después  de  recitar  Mi  Divina  Misericordia  y  vosotros,  por vuestra lealtad a Mí, ayudaréis a salvar a Mis hijos.” Lléname  ahora,  oh  Señor,  con  el  Don  del  Espíritu  Santo  para  llevar  Tu  Santísima  Palabra  a  los pecadores  que  debo  ayudar  a  salvar  en  Tu  Nombre.  Ayúdame  a  cubrirlos,  por  medio  de  mis oraciones,  con  Tu  Preciosa  Sangre,  para  que  así  ellos  puedan  ser  atraídos  a  Tu  Sagrado Corazón.  Dame  el  Don  del  Espíritu  Santo  para  que  así  estas  pobres  almas  puedan  deleitarse  en Tu Nuevo Paraíso. Amén

a8      Oración  a  Jesús  para  ser  rezada  cada  día   -  24  jul. 2011
Oh  mi  precioso  Jesús,  sostenme  en  Tus  brazos  y  permite  que  mi  cabeza  descanse  sobre  Tus hombros,  para  que  así,  me  levantes  a  Tu  Glorioso  Reino,  cuando  sea  el  momento  adecuado. Permite  que  Tu  Preciosa  Sangre  fluya  sobre  mi  corazón,  para  que  podamos  estar  unidos  como uno solo. Amén

a9     Abre  tu  corazón  para  recibir  la  Palabra  de  Jesús   -  15  ago.  2011 Jesús,  si  realmente  eres  Tú,  por  favor  inunda  mi  alma  con  el  Signo  de  Tu  Amor  para  que  pueda reconocerte  por  lo  que  Eres.  No  me  permitas  ser  engañado  por  mentiras.  Muéstrame  en cambio,  Tu  Misericordia,  abriéndome  mis  ojos  a  la  Verdad  y  al  camino  a  Tu  nuevo  Paraíso  en  la Tierra. Amén

a10    Oración  para  dejar  a  un  lado  tus  temores/preocupaciones     -  17  ago.  2011
Jesús,  yo  te  entrego  confiadamente  todas  mis  preocupaciones  en  este  asunto,    y  así    el problema es Tuyo ahora para que lo resuelvas de acuerdo a Tu Santísima Voluntad. Amén

a11    Oración  para  las  almas  avergonzadas  y  en  desgracia      -  23  ago.  2011 “Caminad  hacia  Mi  a  pedidme  ayuda....  Venid.  Inclinad  la  cabeza,  haced  a  un  lado    vuestra vergüenza y ahora pedidme que os perdone”

a12    Oración  por  las  almas  ciegas  que  están  extraviadas     -  30  ago.  2011
Dios  Altísimo,  vengo  esta  semana  ante  Tu  Trono  para  pedir  fervientemente  por  las  almas  de mis  hermanos  y  hermanas  que  se  niegan  a  reconocer  Tu  Existencia.  Te  ruego  encarecidamente que  les  colmes  con  Tus  Gracias,  para  que  así  ellos  abran  sus  corazones  y  escuchen  Tu  Santísima Palabra. Amén

a13    Oración  para  resistir  la  abominación que  está  en  camino  (para  el  Clero)    -  28  oct.  2011
“Le  pido  a  Mis  siervos,  rezar  mucho,  con  el  fin  de  resistir  la  abominación  que  está  en  camino. Deben  pedirmelo  de  la  siguiente manera:
“ Oh  Mi  amado  Jesús,  yo  invoco  Tu  protección  y  pido  Tu  Misericordia  para  salvar  a  mis  hermanos y  hermanas,  dentro  de  Tu  Iglesia,  para  que  no  caigan  víctimas  del  anticristo.  Concédeme  las gracias  y  protégeme  con  Tu  armadura  de  Fortaleza,  para  hacer  frente  a  los  malignos  actos,  que puedan  ser  perpetrados  en  Tu  Santo  Nombre.  Suplico  por  Tu  Misericordia  y  prometo  mi  lealtad a Tu Santo Nombre en todo momento. Amén

a14    Oración  para  pedir  Discernimiento  en  este  momento    -  3  nov.  2011
“Yo  responderé  a  las  almas  más  endurecidas,  cuando  ellas  recen  esta oración”
Oh  Jesús,  cúbreme  con  Tu  Preciosa  Sangre  y  lléname  del  Espíritu  Santo,  para  que  pueda discernir,  si  estas  Palabras  provienen  de  Ti.  Hazme  humilde  de  espíritu.  Recibe  mis  súplicas  con Misericordia y abre mi corazón a la Verdad. Amén

a15   Oración  de  súplica  que  Dios  Padre  pide  a  sus  hijos    (unirse  en  oración)-  15  nov.  2011
“Hago  un  llamado  a  todos  Mis  hijos,  especialmente,  a  aquellas  almas  tan  llenas  de  amor  por Mí,  su  Creador,  a  unirse  con  sus  hermanos  y  hermanas  y  levantarse  en  contra  del  mal  en  el mundo.” Dios  Altísimo,  en  el  Nombre  de  Tu  amadísimo  Hijo  Jesucristo,  Quien  sacrificaste  para  salvarnos, a  Tus  pobres  hijos,  del  fuego  del  infierno,  escucha  nuestra  oración.  Que  podamos  ofrecer nuestros  humildes  sacrificios  y  aceptar  las  pruebas  y    tribulaciones,  como  un  medio  para  ganar la  salvación  de  todas  las  almas,  durante  el    Aviso. Te  rogamos  que  perdones  a  los  pecadores    que  encuentran  difícil  regresar  y  aceptar  Tu Misericordiosa  Bondad,  para  que  hagan  los  sacrificios  necesarios,  que  Tú  consideres  más adecuados,  para  redimirles  ante  Tus  Santos  Ojos. “Rezándome  a  Mí,  vuestro  Padre  celestial,  Dios  Altísimo,  Creador  del  Universo  y  de  la Humanidad,  escucharé  vuestra  oración  y  os  garantizaré  inmunidad  para  todas  aquellas  almas por  las  que  rezáis.”

a16    Oración  para  mitigar  las  circunstancias  de  persecución,  que  están  siendo  perpetradas  a puertas  cerradas     -  9  dic.  2011
Dios  Padre,  en  Nombre  de  Tu  amado  Hijo  Jesucristo,  te  suplico  que  detengas  este  acto abominable  en  donde  quieren  controlar  a  Tus  hijos.  Por  favor,  protege  a  todos  Tus  hijos  en estos  terribles  momentos,  para  que  podamos  encontrar  paz  y  dignidad  para  vivir  nuestras vidas, libres del maligno. Amén

a17    Abre  mis  ojos,  Oración para  las  personas  jóvenes   -  8  ene. 2012 Jesús,  si  puedes  oírme,  entonces  escucha  mi  llamada  de  auxilio.  Por  favor  ayúdame  a  lidiar  con aquellos  que  me  causan  dolor.  Ayúdame  a  detener  la  envidia  que  está  controlando  mi  vida  y  a dejar  de  desear  las  cosas  que  no  puedo  tener.  En  cambio  abre  mi  corazón  a  Ti,  querido  Jesús. Ayúdame a sentir verdadero amor - Tu amor y a sentir verdadera paz en mi corazón. Amén

a18    Oración  para  hacerse  pequeño  ante  los  Ojos  de  Dios   -  2  mar.  2012
Padre  Celestial,  ayúdame  a  llegar  a  ser  pequeño,  como  un  niño,  ante  Tus  Ojos.  Pido  que  Tus Gracias  caigan  sobre  mí,  para  que  así  pueda  responder  a  Tu  llamada  para  salvar  a  todos  Tus hijos. Amén.

a19    Oración  para  pedir  las  Gracias  de:  la  Sabiduría,  la  Tranquilidad  y  el  Discernimiento    -  20 mar.  2012 Oh  Jesús,  ayúdame  a  ver  la  Verdad  de  Tu  Santa  Palabra  en  todo  momento  y  a  permanecer  leal a Tus Enseñanzas, no importa cuánto me obliguen a rechazarte. Amén

a20    Oración  a  Dios  Padre  para  pedir  la  Llave  al  Nuevo  Paraíso    -  10  abr.  2013
Querido  Padre,  soy  yo,  Tu  hijo  extraviado,  quien  tan  confundido  y  ciego,  que  sin  Tu  ayuda,  Tu amor,  nada  soy.  Sálvame  por  el  Amor  a  Tu  Hijo,  Jesucristo  y  alcánzame  la  Llave  a  Tu  Nuevo Paraíso en la Tierra.  Amén

a21    Oración inicial  del  humilde Servidor    -  24  sep.  2013
“Jesús perdóname, porque he pecado”

a22    Oración  expresando  verdadero  amor  por  Jesús    -  2 oct.  2013 Jesús,  Tu  Voluntad  es  todo  lo  que  importa.  Mi  libre  albedrío  es  Tuyo.  Haz  con  él  lo  que  desees. Amén

a23    Oración  para  que  Jesucristo  interceda  en  nuestro  nombre     -  3  mar.  2013
Jesús, llévame bajo Tu Refugio a mi Padre y tráeme la Salvación Eterna. Amén

a24  Oración  para  pedir  a  Jesús  que  Bendiga  a  nuestros  enemigos     -   16  mar.  2013
Comparto  este  dolor  Contigo,  querido  Jesús,  y  te  pido  que  Bendigas  a  mis  enemigos,  y  a  los  que te atormentan, con el Don del Espíritu Santo. Amén

a25  Oración  permitiendo  que  Dios  Altísimo  abra  tu  corazón     -  27  ene.  2014
“Permitidme  abrir  vuestros  corazones,  para  que  así estéis  bendecidos  por  Mi  Mano” Amadísimo  Padre,  extiende  tu  Mano  y  toca  mi  cuerpo  y  alma  con  Tu  Mano  de  Misericordia. Amén

a26  Oración  ante  Jesús  en  aquél  Día     -    7  dic.  2013
“Recordad  lo  que  ahora  os  digo.  En  aquél  Día  (La  Iluminación  de  las  Conciencias),  Yo  deseo  que me pidáis:”
Jesús,  te  ruego  Misericordia  para  todos  aquellos  que  te  rechazan  y  para  aquellos  que  más necesitan de  Tu  Ayuda.  Amén

a27  Oración  para  salvarte  en  la  Segunda  Venida    -  13  jun.  2014 Jesús,  ayúdame. Jesús perdóname todos mis pecados. Amén

a28  Oración  para  los  ateos  durante  El  Aviso    -  17  jul.  2012
"Para  aquellos  de  vosotros  que  decís  ser  ateos,  escuchad  ahora  Mi  Promesa.  Os  amo  y  nunca voy  a  renunciar  a  Mi  lucha  para  salvaros  de  las  garras  del  engañador,  Satanás,  quien  os  hace ciegos  a  la  Verdad.  Cuando  el  tiempo  llegue  y  cuando  veáis  vuestros  pecados  ante  vuestros   ojos durante El Aviso, por favor decid estas palabras ". Jesús,  muéstrame  la  Verdad y  salvame  del  mal.   Estoy  verdaderamente  arrepentido  por  mis  pecados  y  te  pido  ahora  que  me  lleves  y  me muestres la Luz de Tu Misericordia. Amén.

Oración  a  San  Miguel  Arcángel

San  Miguel  Arcángel, defiéndenos  en  la  batalla, sé nuestro amparo  contra la perversidad y asechanzas  del demonio. Reprímale  Dios,  pedimos  suplicantes,  y  tú,  oh,  Príncipe  de  la  Milicia  Celestial, por el Poder  que  Dios  te ha  conferido,  arroja  al  Infierno  a Satanás  y  a todos  los  espíritus malignos que vagan por el mundo buscando la perdición de las almas. Amén.

Alma  de  Cristo

Alma de  Cristo,  santifícame.  Cuerpo  de  Cristo,  sálvame.  Sangre de  Cristo,  embriágame.   Agua del costado  de  Cristo,  lávame.  Pasión  de  Cristo,  confórtame.  ¡Oh, buen  Jesús!,  óyeme. Dentro de  tus  llagas,  escóndeme.  No  permitas  que me  aparte  de  Ti.  Del  enemigo,  defiéndeme. En  la  hora  de  mi  muerte,  llámame.  Y  mándame ir a Ti.  Para  que  con tus  santos  te  alabe.  Por  los siglos  de  los  siglos.  Amén.

jueves, 16 de febrero de 2017

EL MENSAJE SECRETO DE LA SALETTE

EL MENSAJE SECRETO DE LA SALETTE

En 1846 la Virgen María se le apareció a dos niños en la Salette, Francia. Dos mensaje secretos entregó la Virgen María ese día, uno a cada niño. El entregado a Maximino nunca fue revelado públicamente por el Vaticano.

El mensaje dado a Melanie en forma de secreto contiene muchas revelaciones proféticas y está dividido en 33 partes.

LAS 33 PROFECÍAS


1. Melanie, lo que voy a decirte ahora no permanecerá siempre en secreto. Podrás publicarlo en 1858.

2. Los sacerdotes, ministros de mi Hijo, los sacerdotes, por su mala vida, por sus irreverencias y su impiedad al celebrar los santos misterios, por amor del dinero, por amor del honor y de los placeres, los sacerdotes se han transformado en cloacas de impureza. Sí, los sacerdotes reclaman venganza, y la venganza está suspendida sobre sus cabezas. ¡Desdicha de los sacerdotes y las personas consagradas a Dios que por sus infidelidades y su mala vida crucifican de nuevo a mi Hijo! Los pecados de las personas consagradas a Dios claman al cielo, y llaman la venganza,y he aquí que la venganza está a sus puertas, pues no hay más nadie para implorar misericordia y perdón para el pueblo; no hay más almas generosas, no hay más persona digna de ofrecer la Víctima sin mancha al Eterno en favor del mundo.


3. Dios va a golpear de una manera sin ejemplo.

4. ¡Desdichados los habitantes de la tierra! Dios va a agotar su cólera, y nadie podrá sustraerse a tantos males reunidos.

5. Los jefes, los conductores del pueblo de Dios, han descuidado la oración y la penitencia, y el demonio ha oscurecido sus inteligencias; se han convertido en esas estrellas errantes que el viejo diablo arrastrará con su cola para hacerlos perecer. Dios permitirá a la antigua serpiente poner divisiones entre los que reinan, en todas las sociedades y en toda las familias; se sufrirán penas físicas y morales; Dios abandonará los hombres a sí mismos y enviará castigos que se sucederán durante más de treinta y cinco años.


6. La sociedad está en la víspera de las plagas más terribles y de los más grandes acontecimientos; hay que esperar ser gobernado por una vara de hierro y beber el cáliz de la cólera de Dios.

7. Que el Vicario de mi Hijo, el Soberano Pontífice Pío IX, no salga más de Roma después del año 1859; pero que sea firme y generoso, que combata con las armas de la fe y del amor; yo estaré con él.


8. Que desconfíe de Napoleón; su corazón es doble y cuando querrá ser a la vez Papa y emperador, enseguida Dios se retirará de él; él es esa águila que, queriendo siempre elevarse, caerá sobre la espada con que deseaba servirse para obligar a los pueblos a elevarle.

9. Italia será castigada por su ambición al querer sacudirse el yugo del Señor de los Señores; también ella será entregada a la guerra, la sangre correrá por todas partes; las iglesias serán cerradas o profanadas; los sacerdotes, los religiosos serán expulsados; se los hará morir y morir de una muerte cruel. Muchos abandonarán la Fe y será grande el número de los sacerdotes y religiosos que se apartarán de la verdadera religión; entre estas personas habrá incluso Obispos.


10. Que el Papa se cuide de los hacedores de milagros pues ha llegado el tiempo en que los prodigios más asombrosos tendrán lugar sobre la tierra y en los aires.

11. En el año 1864, Lucifer con un gran número de demonios serán soltados del infierno: abolirán la fe poco a poco, incluso en las personas consagradas a Dios; los cegarán de tal manera, que, a menos de una gracia particular, estas personas tomarán el espíritu de esos ángeles malos; muchas casas religiosas perderán enteramente la fe y perderán muchas almas.

12. Los malos libros abundarán sobre la tierra y los espíritus de las tinieblas extenderán en todas partes un relajamiento universal para todo lo que concierne al servicio de Dios; tendrán un gran poder sobre la naturaleza; habrá iglesias para servir a estos espíritus.

De un lado a otro serán transportadas personas por estos malos espíritus e incluso sacerdotes, pues ellos no se habrán conducido según el buen espíritu del Evangelio, que es espíritu de humildad, de caridad y de celo por la gloria de Dios.

Se resucitará a muertos y a justos [es decir que esos muertos tomarán la figura de almas justas que han vivido sobre la tierra, con el fin de seducir mejor a los hombres; éstos que se dicen muertos resucitados, que no serán sino el demonio bajo sus figuras, predicarán otro Evangelio contrario al del verdadero Cristo-Jesús, negando la existencia del cielo o aún las almas de los condenados.Todas estas almas parecerán unidas a sus cuerpos] (nota de Melanie).

Habrá en todas partes prodigios extraordinarios puesto que la verdadera fe se ha extinguido y la falsa luz ilumina al mundo. Desdichados los Príncipes de la Iglesia que sólo se hayan ocupado en acumular riquezas sobre riquezas, en salvaguardar su autoridad y en dominar con orgullo.

13. El Vicario de mi Hijo tendrá mucho que sufrir, pues, por un tiempo, la Iglesia será librada a grandes persecuciones; esto será el tiempo de las tinieblas; la Iglesia tendrá una crisis terrible.

14. Olvidada la santa fe de Dios, cada individuo querrá guiarse por sí mismo y ser superior a sus semejantes. Se abolirán los poderes civiles y eclesiásticos, todo orden y toda justicia serán pisoteados; sólo se verán homicidios, odio, celos, mentira y discordia, sin amor por la patria ni por la familia.

15. El Santo Padre sufrirá mucho. Yo estaré con él hasta el fin para recibir su sacrificio.

16. Los malvados atentarán muchas veces contra su vida sin poder dañarle; pero ni él ni su sucesor… verán el triunfo de la Iglesia de Dios.

17. Los gobiernos civiles tendrán todos un mismo designio, que será abolir y hacer desaparecer todo principio religioso para hacer lugar al materialismo, al ateísmo, al espiritismo y a toda clase de vicios.

Melanie y Maximin, videntes de La Salette

18. En el año 1865 se verá la abominación en los lugares santos; en los conventos, las flores de la Iglesia se pudrirán y el demonio se hará como rey de los corazones.

Que los que están a la cabeza de las comunidades religiosas tengan cuidado con las personas que deben recibir, pues el demonio hará uso de toda su malicia para introducir en las órdenes religiosas personas entregadas al pecado, ya que los desórdenes y el amor de los placeres carnales serán extendidos por toda la tierra.

19. Francia, Italia, España e Inglaterra estarán en guerra; la sangre correrá en las calles, el francés combatirá con el francés, el italiano con el italiano; luego habrá una guerra general que será espantosa. Por un tiempo Dios no se acordará de Francia ni de Italia, puesto que el Evangelio de Jesucristo no se conoce ya más. Los malvados desplegarán toda su malicia; se matará, se masacrará mutuamente hasta en las casas.

20. Al primer golpe del rayo de su espada las montañas y la tierra entera temblarán de pavor puesto que los desórdenes y los crímenes de los hombres traspasan la bóveda de los cielos.

París será quemada y Marsella será engullida por el mar, muchas grandes ciudades serán sacudidas y engullidas por terremotos: se creerá que todo está perdido; sólo se verán homicidios, sólo se oirán estrépito de armas y blasfemias.

Los justos sufrirán mucho; sus oraciones, sus penitencias y sus lágrimas subirán hasta el Cielo y todo el pueblo de Dios pedirá perdón y misericordia, y pedirá mi ayuda y mi intercesión. Entonces Jesucristo, por un acto de su justicia y de su misericordia, ordenará a sus ángeles que todos sus enemigos sean ejecutados.

De pronto, los perseguidores de la Iglesia de Jesucristo y todos los hombres entregados al pecado perecerán, y la tierra será como un desierto. Entonces se hará la paz, la reconciliación de Dios con los hombres.

Jesucristo será servido, adorado y glorificado; en todas partes florecerá la caridad. Los nuevos reyes serán el brazo derecho de la Santa Iglesia que será fuerte, humilde, piadosa, pobre, celosa e imitadora de las virtudes de Jesucristo.

El Evangelio será predicado en todas partes, y los hombres harán grandes progresos en la fe, porque habrá unidad entre los obreros de Jesucristo y los hombres vivirán en el temor de Dios.

21. Esta paz entre los hombres no será larga; veinticinco años de abundantes cosechas les harán olvidar que los pecados de los hombres son causa de todas las aflicciones que acontecen sobre la tierra.

22. Un precursor del anticristo con sus ejércitos de varias naciones combatirá contra el verdadero Cristo, el único Salvador del mundo; derramará mucha sangre y querrá aniquilar el culto de Dios para hacerse tener como un Dios.

23. La tierra será golpeada por toda clase de plagas (además de la peste y el hambre, que serán generales) ; habrá guerras hasta la última guerra, que será hecha por los diez reyes del anticristo, que tendrán todos un mismo designio, y serán los únicos que gobernarán el mundo.

Antes que esto acontezca habrá una especie de falsa paz en el mundo; sólo se pensará en divertirse; los malvados se entregarán a toda clase de pecados, pero los hijos de la Santa Iglesia, los hijos de la fe, mis verdaderos imitadores, crecerán en el amor de Dios y en las virtudes que me son más queridas.

Dichosas las almas humildes conducidas por el Espíritu Santo. Yo combatiré con ellas hasta que lleguen a la plenitud del tiempo.

24. La naturaleza reclama venganza para los hombres, y, esperando lo que debe ocurrir a la tierra manchada de crímenes, se estremece de pavor.

25. Tiembla, tierra, temblad vosotros, los que hacéis profesión de servir a Jesucristo y que por dentro os adoráis a vosotros mismos; pues Dios va a entregaros a su enemigo, puesto que los lugares santos se hallan en la corrupción; muchos conventos no son más las casas de Dios sino el pasto de Asmodeo y los suyos.

26. Será durante este tiempo que nacerá el anticristo, de una religiosa hebrea, de una falsa virgen que tendrá comunicación con la antigua serpiente, el señor de la impureza; su padre será Ev.; al nacer vomitará blasfemias, tendrá dientes; será, en una palabra, el diablo encarnado; lanzará gritos terribles, hará prodigios, sólo se alimentará de impurezas.

Tendrá hermanos que, aunque no sean demonios encarnados como él, serán hijos del mal; a los doce años se señalarán por sus valientes victorias, pronto estará cada uno a la cabeza de ejércitos asistidos por legiones del infierno.

27. Las estaciones se alterarán, la tierra sólo producirá malos frutos, los astros perderán sus movimientos regulares, la luna sólo reflejará una débil luz rojiza; el agua y el fuego darán al orbe de la tierra movimientos convulsivos y horribles terremotos que engullirán montañas, ciudades, etc.

28. Roma perderá la fe y se convertirá en la sede del anticristo.

29. Los demonios del aire con el anticristo harán grandes prodigios sobre la tierra y en los aires, y los hombres se pervertirán cada vez más. Dios cuidará de sus fieles servidores y de los hombres de buena voluntad; el Evangelio será predicado en todas partes, ¡Todos los pueblos y todas las naciones tendrán conocimiento de la verdad!

30. Yo dirijo un apremiante llamado a la tierra; llamo a los verdaderos discípulos de Dios viviente y reinante en los cielos; llamo a los verdaderos imitadores de Cristo hecho hombre, el único y verdadero Salvador de los hombres; llamo a mis hijos, mis verdaderos devotos, aquellos que se han entregado a mí para que los conduzca a mi Hijo divino, aquellos que, por así decir, llevo en mis brazos; aquellos que han vivido de mi espíritu; llamo en fin a los apóstoles de los últimos tiempos, los fieles discípulos de Jesucristo que han vivido en desprecio del mundo y de sí mismos, en la pobreza y en la humildad, en el desprecio y en el silencio, en la oración y en la mortificación, en la castidad y en la unión con Dios, en el sufrimiento y desconocidos del mundo.

Es tiempo de que salgan y vengan a iluminar la tierra. Id y mostraos como mis hijos queridos, yo estoy con vosotros y en vosotros con tal vuestra fe sea la luz que os ilumine en estos días de infortunio.

Que vuestro celo os haga como hambrientos de la gloria y del honor de Jesucristo. Combatid, hijos de la luz, vosotros, los pocos que veis, pues he aquí el tiempo de los tiempos, el fin de los fines.

31. La Iglesia será eclipsada, el mundo se hallará en la consternación. Pero he aquí a Enoch y Elías llenos del Espíritu de Dios; ellos predicarán con la fuerza de Dios, y los hombres de buena voluntad creerán en Dios, y muchas almas serán consoladas; harán grandes progresos por virtud del Espíritu Santo y condenarán los errores diabólicos del anticristo.

32. ¡Desdichados los habitantes de la tierra! habrá guerras sangrientas y hambres, pestes y enfermedades contagiosas; habrá lluvias de un espantoso granizo de animales, truenos que sacudirán las ciudades, terremotos que engullirán países; se oirán voces en los aires, los hombres se darán de golpes con su cabeza en los muros; llamarán a la muerte y, por otro lado, la muerte hará su suplicio, la sangre correrá por todas partes.

¿Quién podrá vencer si Dios no disminuye el tiempo de la prueba? Por la sangre, las lágrimas y las oraciones de los justos Dios se dejará doblegar; Enoch y Elías serán matados; Roma pagana desaparecerá; el fuego del cielo caerá y consumirá tres ciudades; todo el universo será sacudido de terror, y muchos se dejarán seducir porque no han adorado al verdadero Cristo viviente entre ellos. Es el momento; el sol se oscurece; sólo la fe vivirá.

33. He aquí el tiempo; el abismo se abre. He aquí el rey de los reyes de las tinieblas. He aquí a la bestia con sus súbditos, diciéndose salvador del mundo. Se elevará con orgullo en los aires para ir hasta el cielo; será ahogado por el soplo de San Miguel Arcángel. Caerá, y la tierra, que desde hace tres días estará en continuas evoluciones, abrirá su seno lleno de fuego, él será sumergido para siempre con todos los suyos en los abismos eternos del infierno. Entonces el agua y el fuego purificarán la tierra y consumirán todas las obras del orgullo de los hombres y todo será renovado: Dios será servido y glorificado.

QUE SUCEDIÓ EN 1864 EN QUE LUCIFER FUE LIBERADO

Se hizo una búsqueda para ver qué evento relacionado con satán puede haber tenido lugar en 1864. Esto es lo que ocurrió de acuerdo a

http://www.panix.com/~squigle/vcs/marxism.html

El aislamiento político de Karl Marx terminó en 1864 con la fundación de la Asociación Internacional de los Trabajadores. Aunque él no fue ni su fundador ni su jefe, pronto se convirtió en su líder espiritual.

Su primer encuentro público, convocado por líderes de la unión comercial inglesa y representantes de los trabajadores, tuvo lugar en la sala de San Martin en Londres el 28 de Septiembre de 1864.

Marx, que había sido invitado a través de un intermediario francés para asistir como un representante de los trabajadores Alemanes, se sentó silenciosamente en la plataforma. Fue erigido un comité para producir un programa y una constitución para la nueva organización. Después de que varios borradores habían sido propuestos y que no se tenían por satisfactorios, Marx, trabajando en un subcomité, aportó su inmensa experiencia periodística. Su “Dirección y Reglas Provisionales de la Asociación Internacional de los Trabajadores”, a diferencia de sus otros escritos, reforzó los logros positivos del movimiento cooperativo y de la legislación parlamentaria; la conquista gradual del poder político permitiría al proletariado británico exender estos logros a escala nacional.

Se puede decir que allí nació el comunismo.

Fuente: Statveritas y otras

Message de Notre-Dame à la Salette